Se oyen las musas

junio 03 de 2016
En el año 1955, Truman Capote era un mar de dudas sobre su talento literario, y le escribió una carta al editor de Otras voces, otros ámbitos (1948), sobre qué camino seguir. Había ensayado con poca fortuna el teatro, con dos adaptaciones de sus textos Un árbol de la noche y la Casa de las flores; necesitado de dinero, había escrito para el productor David Selznick, el guión de La Burla del Diablo, de John Houston, y reescrito – con pésimos resultados- Estación Termini de Vittorio De Sica. Con todo, era el mimado de la alta sociedad, que le había abierto sus puertas, que lo veía como una mezcla de duende y niño prodigio de la literatura, mientras sucumbía a la fascinación por el periodismo (que le llevó a expresar “Me gusta que lo verosímil sea real para poder cambiarlo”) con textos para Harpers Bazaar o Cosmopolitan. Paralelamente, trabajaba en técnicas que le permitieran desarrollar al máximo las posibilidades fotográficas de la memoria. El editor le recomendó que volviera a su primer amor, la narración, y Capote, juicioso, acometió un relato que tituló de manera provisional, Desayuno en Tiffanys. “Espero tener algo interesante que mostrarte para Septiembre” (De 1956).
Seguir leyendo

No sea miserable: sea indio

junio 02 de 2016
Está a punto de comenzar una nueva edición de la Copa América, y con ésta regresarán las frases prefabricadas que usan los comentaristas deportivos. Oíremos de nuevo sesudas conclusiones tales como que en el fútbol son once contra once, como que los partidos se terminan cuando se terminan, y como que en ese deporte gana el equipo que hace los goles. Pero entre obviedad y obviedad, estos filósofos de onda corta emplean un lenguaje barroco y rebuscado que a veces revela bastante acerca de nuestro carácter nacional.
Seguir leyendo

La triste costumbre de recordar

junio 02 de 2016
Las diez. El frío es intolerable. Cierro los ojos y fraguo en silencio el plan de quienes quieren olvidar. (Somos prisioneros de los recuerdos, como se sabe). Pero el asunto de la mente en blanco resulta ser siempre una pretensión insatisfecha, incluso para los que tratan de dormir una borrachera. Dicen que los monjes de Oriente lo consiguen; y también los que rezan rosarios en los monasterios. Debe ser que de alguna forma pueden mudar hasta la cabeza el silencio de afuera, metiéndolo por las orejas y las fosas nasales. En todo caso no soy un monje y el frío ha hecho que se me tapen los oídos y la nariz. Resultado: recuerdo.
Seguir leyendo

La más tierna y bella historia jamás contada

mayo 30 de 2016
Por: Manuel Mejía/ U-UNO Doña Soledad tomó su corta siesta, de no más de media hora. Ya despierta y avivada, se dispuso a comenzar a leer una novela que estaba colocada en sitio visible en su mesita, novela que allá en el salón de belleza le dijeron hace un tiempo que tenía que leer, que le iba a gustar mucho, y que hablaba de una mujer fuerte y aguerrida que sale adelante en la lucha de la vida, a pesar de todos los tropezones que se puedan encontrar.
Seguir leyendo

En pleno corazón de Barranquilla, hinchas costeños del Nacional crean su propio oasis verde

mayo 29 de 2016
Por: Carlos Polo/ 7:30 pm. En lo que parecía transcurrir como un jueves ordinario, al caer la noche en el centro de la ciudad, en el mismo corazón de Barranquilla, el silencio y la calma que se apropia de estas calles con el asomo de la luna fue violentado por un clamor, por unos cánticos y el repiquetear de una percusión que reverberó entre las esquinas solitarias. Los del Sur, los verdolagas, por lo menos unos doscientos hinchas furibundos del Atlético Nacional, se tomaron este pedazo de la ciudad como una marejada pintada de verde que se apertrechó en la esquina de la calle 41 con carrera 45, ostentando sus paraguas verdes, sus gorras del mismo tono y su alma pintada con los colores de la casaca de sus amores.
Seguir leyendo

Defensa a los bostezadores

mayo 29 de 2016
Por Carlos de la Hoz Albor/ El fantasma de la corrección política, que con acuciosidad digna de mejor causa recorre el mundo, ha hecho poner pies en polvorosa a una especie por la que yo particularmente siempre he sentido un aprecio que me desborda el alma: los bostezadores. En efecto, en nombre de una idea distorsionada de la urbanidad, se les ha hecho ver como ciudadanos de segunda que, desconsiderados como son, no hacen más que ir por aquí y por allá abriendo la boca como señal de negarse a ver la belleza que los demás defienden y proclaman a los cuatro vientos.
Seguir leyendo

El caso de Salud y los 'progre'

mayo 28 de 2016
Creo que una persona con inteligencia mediana puede percibir que el discurso grecoquimbaya de ese personaje que es Fernando Londoño mezcla falacias, mentiras y exageraciones, y una que otra verdad, bajo el ropaje de verdades absolutas. Aunque no nos guste, lo critiquemos, y rechacemos su discurso, aceptamos que tiene el derecho de decir todas sus cosas, por algo que se llama libertad de expresión, un valor y un derecho en una sociedad que se precia de ser liberal. Hay que decirlo también: Se ha ganado reacciones de odio, merecidas o gratuitas de buena parte de lo que se llama “opinión pública”.
Seguir leyendo

El macho paraco que llevamos dentro

mayo 27 de 2016
En los últimos años he visto toda clase de videos perturbadores colgados en Facebook, YouTube y Twitter: un hombre que levanta a tranca a una mujer en la esquina de un cuartucho de mala muerte porque no le cocinó, dos mujeres que cogen a trompada limpia a una tercera y la dejan calva a punta de cuchillo por un lío de faldas, un caballo descuartizado vivo por una turba de bestias de dos patas que quieren robarse su carne en una corraleja al norte del país, una mujer quemada viva acusada por sus ejecutores de asesinar a un taxista a quien luego se demostró no había matado, y, el más reciente, una mujer de esas bien chachas que somete, golpea, humilla y desnuda en plena vía pública a un supuesto ladrón en Bogotá para darle un escarmiento.
Seguir leyendo