¿Qué más quieren de nosotros?

junio 12 de 2016
Tomado del muro de John William Archbold/ Cuando tenía 18 años y me introducía en el mundo de la rumba gay tenía muchos temores: encontrarme un conocido, que mi mamá se enterara, se apareciera en la puerta en la disco y me sacara a chancletazos, y aunque no me lo crean, mi extrema paranoia contempló la posibilidad de que se apareciera un loco homófobo que quemara el lugar o disparara contra los presentes. Bueno, creo que con lo que acaba de suceder en Orlando queda claro que mis temores no eran del todo infundados, y si algo así sucede en un país que se supone con mayores aperturas en sus imaginarios, es un milagro que no haya ocurrido algo terrible por estos lares.
Seguir leyendo

La reivindicación de Daneri

junio 12 de 2016
Por Alberto Zelaya/ Hace unos años el pleito entre los escritores argentinos Ricardo Piglia y Gustavo Nielsen, se convirtió en el tema obligado de los cenáculos literarios porteños. El motivo del conflicto fue la falta de trasparencia en el concurso de novela convocado por la Editorial Planeta en 1997, en el cual resultó ganador Piglia. El proceso judicial concluyó con un fallo de la Corte Suprema de Justicia, que obligó a éste y a Editorial Planeta pagar a Nielsen una indemnización de diez mil pesos por haber amañado el concurso. Ricardo Piglia, a quien se lo cree un partícipe involuntario del episodio, en lugar de pedir las excusas del caso, denostó a Nielsen comparándolo con Carlos Argentino Daneri, ese poeta engolado y ampuloso que le franquea a Borges el acceso al aleph. Después de la publicación de este cuento en 1949, el nombre de Daneri quedó grabado en el imaginario argentino como el paradigma de un mal escritor. Sin embargo, hubo alguien que lo reivindicó con razones muy valederas. Trataré de contar la historia tal como la recuerdo hoy, treinta años después.
Seguir leyendo

Uniatlantico, un sueño roto de 70 años

junio 11 de 2016
Hay quien discute que las elucubraciones filosóficas de Julio Enrique Blanco de la Rosa son propias de un pensador con ideas delirantes; otros le reconocen el título de filósofo, pero cuestionan sus ideas por ser poco profundas, carentes de corpus propias de un aficionado. Lo que no está en duda es que fue un pensador y hombre de letras que soñó convertir a Barranquilla de ciudad fenicia a ciudad alejandrina. Fruto de ello fue su participación principal en la gestación de la Universidad del Atlántico, en los años 40 del siglo pasado. (Aunque hay cierta corriente que niega que su aporte haya sido clave, aquellos que piensan que la creación de Uniatlántico era una necesidad histórica inevitable).
Seguir leyendo

La mamasantona quería que se la comieran y ahora se las tira de víctima

junio 10 de 2016
La chica estaba ebria, borracha, caída de la perra. Se comportó como una ramera, como una buscona, como una zorra. Seguramente iba vestida con una falda muy corta o con un jean muy ajustado o con un escote muy profundo o con demasiadas transparencias, encajes, ¡quién sabe! Las tetas afuera, el culo forrado, mostrando ombligo. Lo más probable es que en la fiesta haya tomado hasta perder el control. Se desmadró. Mínimo se subió a una de las mesas del lugar e incitó a quienes la veían desde abajo, los sedujo, los provocó, les bailó sensualmente, insinuándose. Se mostró dispuesta. Se pasó de copas. Y sucedió lo obvio, lo que suele pasar en una situación así, lo que ocurre a diario en toda la Tierra con las vacas muertas, esas viejas culiprontas que se toman hasta el agua de los floreros y pierden el sentido, explayadas como pollos deshuesados en la coda de la fiesta. No hay nada de qué extrañarse. Si uno de los asistentes a esa parranda en el campus de la Universidad de Stanford la violó mientras ella no se pertenecía y la dejó tirada detrás de un contenedor de basura, como basura, eso era predecible.
Seguir leyendo

Junior de Barranquilla y su pánico escénico

junio 09 de 2016
En mayo de 1967 el Junior era el líder del campeonato colombiano. Sin embargo, esa dudosa distinción no le impidió perder 5-1 en su propia cancha contra el Quindío, uno de los coleros del torneo. Ante el grito en el cielo que pusieron los narradores y comentaristas deportivos de entonces, Álvaro Cepeda Samudio escribió una nota de prensa en la que decía que no era para tanto, que de eso se trataba el fútbol, que todos los equipos, desde el Real Madrid hacia abajo, pierden partidos, y que el Junior no tenía por qué ser la excepción.
Seguir leyendo

El mudo ataca de nuevo

junio 07 de 2016
Aunque a los jóvenes les parezca inaudito, hubo una época en que no existía ni el teléfono celular, ni el identificador de llamadas. En el campo del amor y de la picaresca se abría todo un mundo de posibilidades. Se supo de hombres que tuvieron familias paralelas durante muchos años sin levantar sospechas; bastaba con inventar un viaje de trabajo como licencia para largas ausencias. Se supo de mujeres que alegaban haber estado el día entero en el supermercado y en la peluquería, a pesar de que volvían a casa sin ninguna bolsa de compra, despeinadas y felices. El teléfono era fuente de suspicacias.
Seguir leyendo

Medellín, el Bután colombiano

junio 06 de 2016
Por Alejandro Arcila Jiménez/ Hoy, el Plan de Desarrollo Municipal 2016 – 2019, presentado al Concejo de Medellín por el Alcalde Federico Gutiérrez, pretende hacer del Índice de Felicidad Integral uno de los indicadores principales de la gestión de su gobierno. Dicha iniciativa se ha presentado como una de sus apuestas más revolucionarias: “medir la felicidad de los ciudadanos de Medellín”; sin embargo no parece nada diferente del viejo y desgastado dicho de “El país más feliz del mundo”.
Seguir leyendo

Tenderly

junio 06 de 2016
Por Nicolás Muñoz/ Este parece ser el hombre más interesante del mundo. Habría que mirarle nada más ahora para hacerse la imagen. Aquí, en su sala, contemplando por un momento lo que ha sido su vida. Qué cantidad de cosas, qué cantidad de libros. Estira una mano con un movimiento de autómata. Entre todas las porcelanas y cachivaches agarra el objeto que aparenta más edad. Se podría adivinar, siendo éste una cajita musical, que fue la primera pieza de su masiva colección. Sin embargo no la detalla de tal modo. La ve como si mirase al vacío. Le da cuerda sin afán. La acerca. Al empezar la melodía se percibe en él aún más quietud. Mientras escucha la va mirando cada vez más de cerca, entrecerrando más los ojos. Algo trata de recordar, pero…
Seguir leyendo