Vindicación de la aristocracia

agosto 26 de 2017
Últimamente, el político profesional (expresión que no tiene nada de despectiva en este contexto) ha entrado en una etapa que llama de “identificación” con el votante. Se puede ver que el discurso de Claudia López tiene una receta que busca conectar con la “indignación del por como están las cosas”. De allí su estilo gritón, pendenciero, de afirmaciones temerarias, y sin argumentos en la mayoría de ocasiones. Lo innegable es que tiene éxito, y ha logrado llamar la atención en su figura, más que en sus ideas, si las tiene. El discurso de Nicolás Maduro no destaca ni por su autenticidad, ni por su originalidad: es un discurso típico de cuadro comunista, lleno de lugares comunes que utiliza el lenguaje vulgar y grosero propio de los populistas ansiosos de demostrar su identidad con las masas. En Barranquilla tuvimos ejemplo extremo de político “madurista”: el cura Bernardo Hoyos, quien cuando se dirigía a un público que él creía sin educación, usaba un lenguaje lleno de vulgaridades y palabras soeces que dejarían corto a un humorista tan procaz como el cartagenero Uso Carruso.
Seguir leyendo

Visión de un cínico: el deja vu del martes

agosto 19 de 2017
El pasado martes 15, la Fiscalía General de la Nación fue centro de la atención nacional por las noticias que han colmado los titulares. Las investigaciones por corrupción avanzan e involucran los tres grandes escándalos nacionales: Odebrecht y la Ruta del Sol, lo que se ha dado en llamar el Ñoñomil y sus posibles coletazos hacia el gobierno de turno, y el Cartel de la hemofilia en Córdoba.
Seguir leyendo

Los supremacistas cachacos

agosto 17 de 2017
Desde que Colombia existe como país independiente, quién lo duda, políticos de todas las regiones que lo componen, sin importar sus extracciones sociales o sus niveles académicos, han robado al erario o han estado implicados en algún delito relacionado con la corrupción. Ese, además de ser el origen ancestral de la mayoría de nuestros peores males, es uno de los pocos asuntos que han permanecido homogéneos en la variopinta cultura colombiana: a lo largo de toda nuestra bicentenaria y vergonzosa historia y a través de toda la accidentada geografía nacional.
Seguir leyendo

A cincuenta años de Bonnie and Clyde

agosto 12 de 2017
Es difícil imaginar a François Truffaut dirigiendo una película sobre criminales americanos de los años 30. Pero esa era la idea original que tenían los guionistas Robert Benton y David Newman, autores de un guión sobre una pareja de jóvenes ladrones que “estaban enamorados y robaban bancos”, por lo que le presentaron el proyecto al director francés. Truffaut señaló que el guión le gustaba mucho; le recordaba trabajos suyos anteriores como Disparen sobre el pianista, pero ya se encontraba comprometido y en preproducción de Fahrenheit 451, por lo que declinó participar. Sin embargo, le comentó a Warren Beatty (ya una estrella con nombre propio en el Hollywood de la época) de la existencia del guión, y este pidió leerlo. Warren quedo asombrado, y pese a la resistencia de los grandes estudios que encontraban muy europea la propuesta, se decidió a producirla. Nació pues, en ese momento, desde su estreno el 13 de Agosto de 1967, una de las películas más influyentes de los últimos tiempos: Bonnie and Clyde.
Seguir leyendo

Soledad

agosto 10 de 2017
Ayer se cumplió un año exacto desde que fui por última vez a Soledad. Lo recuerdo tan nítidamente porque fue allá, en la Iglesia tutelar del pueblo, donde oficiaron la misa de difunto de mi -en ese momento- recién fallecida abuela Josefina, quien había pasado la mayor parte de sus 95 años justamente allí, en 'Solepia City', adonde llegó desde Venezuela, con sus padres y una patota de hermanos, huyendo de la dictadura de Juan Vicente Gómez. Y dónde también una tarde, mientras veía un desfile, la encontraron entre la muchedumbre los ojos de mi abuelo 'Pepe', quien ese mismo día sólo atinó a decir para sí mismo: "Si esa mujer me acepta, me caso con ella". Y lo aceptó. Y se casaron. Así eran las cosas antes.
Seguir leyendo

“Mi papá es Salvador Dalí”

agosto 05 de 2017
En los últimos meses ha sido las delicias de la prensa rosa la demanda de paternidad de Pilar Abel, de 60 años, una española que en alguna ocasión se presentó como vidente en la televisión de su país, y que ahora reclama ser hija de Salvador Dalí. Según ella, su madre, hoy enferma de Alzheimer, se lo había contado diciendo que su padre era un pintor muy famoso y que alguna vez, siendo niña, ella se se lo presentó: “Ese es tu padre”, señalando de lejos, al artista.
Seguir leyendo

¿Tú también, hijo mío?

agosto 03 de 2017
Hay frases magnéticas que, aunque nos sepamos de memoria, conservan intacta su fuerza cuando las oímos pronunciadas, repetidas hasta el cansancio, en representaciones teatrales, películas, series de televisión... Esperamos el momento para susurrar, así sea sólo para nuestros propios oídos, la sentencia, el reclamo, la pregunta, la queja. ¿O quién no le ha hecho un coro casi inaudible a Jesús cuando, después de que Pilatos le pregunta que si en verdad él es el rey de los judíos, contesta impertérrito: "Tú lo dices"?
Seguir leyendo

La autoridad y las vallas

julio 29 de 2017
La noticia la publicó puntualmente El Heraldo en su edición digital del martes 25 de Julio: Un grupo de comerciantes ubicados en el corredor ubicado frente a la Universidad de Norte retiraron y “secuestraron” dos vallas que la alcaldía de Puerto Colombia había colocado para obligar a los estudiantes, quienes regresaban a clase desde el lunes 24, a utilizar el puente peatonal que se encuentra a pocos metros del lugar. La Universidad denunció el hecho, y funcionarios de la administración municipal llegaron a inspeccionar el sitio. Las vallas, en efecto, habían sido retiradas, los comerciantes se negaban a devolverlas, y en una discusión que fue subiendo de tono, airados, reclamaron su derecho a la libre movilización y al trabajo. La respuesta de la Alcaldía fue promover un dialogo para el 27 de julio, y anunciar que, frente a ese desafío, colocarían quince vallas más.
Seguir leyendo

Otro día para morir

julio 27 de 2017
Hace un tiempo, durante mi rutina cotidiana de pesas, tuve una sensación de vértigo repentino ('síndrome presincopal', sabría después): sentí que iba a desmayarme. Al principio se lo atribuí a un malestar momentáneo, pero cuando la situación se aproximaba a los límites de la imprudencia le pedí a un funcionario del gimnasio que me auxiliara. Llamó al servicio de urgencias, y en menos de media hora, electrocardiograma incluido, obtuve un diagnóstico tranquilizador: el corazón estaba bien, y quizás lo que necesitaba era un psiquiatra.
Seguir leyendo