Odiar a Santos: nuevo deporte nacional

abril 28 de 2017
Difícil resistirnos a la fórmula predecible, a echarle mano a los juegos de palabras involucrando semejante apellido de alcurnia para referirnos al presidente más detestado de la historia reciente de Colombia, Juan Manuel Santos. En este país místico, rezandero, en donde la camándula sigue teniendo su trono en la mesa de noche del ciudadano promedio, a este santo nadie le prende una vela. ¿Quién lo venera? ¿Tiene devotos? Los índices de favorabilidad indican que no le sale ni media con sus gobernados, que no importa qué logre ni cómo lo consiga ni cuántos reconocimientos, aplausos y distinciones obtenga en otras latitudes más educadas, aquí no le creemos ni la inicial de su primer nombre. De todos los santos, el que no tiene altar.
Seguir leyendo

Juzgo, luego soy

abril 22 de 2017
Una leve mirada a los aconteceres diarios eriza la piel y comprime el alma. Más aún si es en las redes sociales: una imaginaria reunión social entre personas importantes deviene en una catarata de dimes, diretes, memes, ofensas, reproches, represalias, manifestaciones entre las partes: Que sí, que no, que sí pero, que tal vez, que no fue pero fue, etc. Una mujer escribe un tuit desafortunado y voces se alzan pidiendo su renuncia del medio en el cual colabora; de nada valen las explicaciones, se ha cometido un delito imperdonable. Una condecoración a un cantante se convierte en una diatriba contra una sociedad, acusaciones de machismo, chistes, politiquería barata, y hasta paramilitarismo. La foto inocente de un hombre y una niña se convierte en una acusación de pedofilia. Todo en una mezcla de silencio de los que tienen que explicar su acusación, el uso del vaguedades como justificación del tipo: “Debe ser que…”, “Es que…”, “Yo creo que…”, “Mejor que…”; y al final, la evasión de los que tienen que probar las acusaciones. Olvidamos que, en la justicia, el acusado no tiene que demostrar que es culpable. En las redes, en muchas ocasiones, esto se invierte.
Seguir leyendo

¡No me llames maricón!

abril 21 de 2017
Por John Better La causa principal de que mi madre, abuela, hermano y yo, hayamos salido espantados del barrio Las Nieves, al sur de Barranquilla, en el año de 1987, fue el constante maltrato verbal del que fui víctima por parte de los Molina, una familia de cienagueros que vivía en aquel sector de la calle 12 con carrera 27. Hablamos de 1985, año siniestro: el incendio del Palacio de Justicia, la avalancha en Armero y el inicio de uno de los calvarios que he padecido en vida. Tenía 7 años de edad. Sabía que no era igual al resto de los niños, llevaba aprisionado en la garganta un capullo de mariposa que amenazaba con eclosionar en cualquier momento.
Seguir leyendo

Que descansen en paz

abril 20 de 2017
Con motivo de la muerte de Martín Elías, el popular cantante de vallenatos, he oído cualquier cantidad de sandeces y estupideces. La primera la conoce todo el mundo: una periodista opinó que en materia de valores morales estábamos en el Séptimo Círculo de los infiernos, todo por lamentar la muerte de un ser humano que -hasta donde sé- no le ha hecho mal a nadie, y que no tiene la culpa de lo haya hecho o dejado de hacer su padre (alguien me dijo que un predicador callejero achacó la tragedia a un castigo divino, motivado porque Diomedes se hizo el loco con la construcción de una iglesia a la Virgen del Carmen). Supongo que ella, la periodista que manifestó su indiferencia y su total ausencia de sensibilidad ante la noticia, debe estar en el Empíreo del Paraíso de Dante, al lado de Dios.
Seguir leyendo

Una noticia desconfirmada

abril 19 de 2017
La noticia confirmada rodó por unas horas en periódicos, noticieros y redes sociales. Produjo declaraciones de altos funcionarios –incluyendo al presidente–, análisis de periodistas e internacionalistas, regaños al embajador en Washington, el exprocurador Ordoñez afirmó que a partir de este momento Santos no podría hacer lo que diera la gana, el exsenador Juan Lozano madrugó el lunes a advertir que el hecho representaba una clara advertencia al gobierno. Tormenta política de a peso protagonizada por actores de a peso.
Seguir leyendo

Pastrana, Donald y la paradiplomacia

abril 18 de 2017
En esta era de la posverdad cada quien engaña como quiere y puede, así el engañado sea el propio estafador. Andresito y Varito viajaron a Disney para conocer al Pato Donald y a juzgar por el trino del expresidente hijo de expresidente tuvieron una cordial y muy franca conversación con el hombre más poderoso del planeta. ¿Le creo a aquel que instaló un diálogo en el Caguán con una silla vacía? ¿Hasta dónde llega la verdad y hasta dónde la mentira?
Seguir leyendo

El equivocado arte de despreciar a los políticos

abril 15 de 2017
El desprecio y el resentimiento (este último disfrazado de desprecio) por nuestros políticos, aunque en gran medida justificado, es peligroso. Es habitual leer en las redes mensajes del tipo “Todos los políticos son iguales”, “La política es asunto de gente corrupta”, y mi favorita: “No voto, porque todos los candidatos son lo mismo, solo cambiamos el que va a robar”. Dejando de lado estas efusiones extremas, la política por momentos parece una profesión en la cual un grupo de personas con iniciativa, pero sin talento para los negocios, pueden hacer fortuna y ser importante para el resto de su vida. Una misteriosa mezcla no del todo afortunada de talento, servicio público y ambición. En eso se parecen todos los políticos.
Seguir leyendo