Un colombiano llamado Luis Castro

octubre 16 de 2015
Cooperstown es un pueblito del centro del Estado de Nueva York, fundado por el juez William Cooper, padre del novelista James Fenimore Cooper, quien escribió la que se considera la primera novela auténticamente norteamericana, titulada El último de los mohicanos. De esta novela Borges diría, refiriéndose a su calidad, que era “un Eduardo Gutiérrez americano inferior a nuestro Eduardo Gutiérrez”. Pues bien, las atracciones principales de este lugar son un museo dedicado al escritor, el Museo de los Granjeros, pero sobre todo, el Hall de la Fama del Baseball, donde se guarda la memoria de este deporte y se honra a sus grandes estrellas. Para un beisbolista, no hay honor más grande que ser miembro de este selecto grupo de elegidos. ¿Se preguntarán por qué está ese salón allí? Bueno, la respuesta es en parte leyenda y en parte comercio. En su creación en 1937, por un empresario hotelero, se reivindicó que el béisbol había nacido en los campos de Cooperstown, un siglo antes (1839), gracias a que su creador, un teniente llamado Abner Doubleday, que se encontraba comisionado en ese lugar.
Seguir leyendo

¿Y si dejamos a Dios tranquilo?

octubre 09 de 2015
Permítanme contarles una vieja lectura que para mí fue en su momento una epifanía. Hace algo más de 25 años, o quizá menos, era un asiduo lector de Selecciones, y un artículo escrito por un periodista de origen maltés contaba como él de joven, cuando era estudiante en San Francisco, en medio del movimiento Hippie, solía ir a sentarse los fines de semana a un parque frente a una Iglesia ver cada tanto a las parejas que acudían presurosas a casarse. “Qué anticuados, no entienden que Dios, si existe, está en todas partes, en las flores, en el jardín, en la naturaleza, y no en las sombrías Iglesias”.
Seguir leyendo

Dios debe morir

octubre 08 de 2015
Reporta la prensa argentina que el pasado sábado 19 de septiembre en la provincia de Formosa un grupo de hombres apuñaló salvajemente a un vendedor ambulante de ventiladores, causándole la muerte instantánea. Al parecer el móvil fue el robo del dinero producido por su trabajo de ese sábado. Bien hecho: en la Biblia (Éxodo 35:2) dice muy claro que el sábado se destinará a descansar y que "cualquiera que haga trabajo alguno en él, morirá.". Esos malevos, por lo tanto, solo estaban cumpliendo mandatos divinos.
Seguir leyendo

Tirapiedras del siglo XXI

octubre 07 de 2015
Tendido en la lona, vencido, yace una nueva víctima de los indignados de escritorio. Esta vez se trata del médico Juan Pablo Riveros, especialista en gastroenterología, hepatología y nutrición pediátrica. Su cara, su nombre, se regaron como pólvora en medios de comunicación y en redes sociales en días pasados, cuando una madre con dotes de videógrafa hizo público un video grabado con su celular en Bogotá, en la Clínica Infantil Colsubsidio, en el cual el médico en cuestión explica las razones por las cuales no podía atender a su hijo en el momento en el que ella se lo exigía. Noticias Caracol fue el primer medio en hacerle eco a lo ocurrido, titulando: “Por llegar 10 minutos tarde, médico no atendió a niño que esperó cita año y medio.” Y ello fue suficiente para que la horda de indignados de Twitter y de Facebook y de otros medios virtuales que replicaron la nota, destrozaran -comentario va, comentario viene-, la reputación, la dignidad, la ética, el buen nombre, el derecho al secreto profesional y hasta la vocación como galeno del doctor Riveros.
Seguir leyendo

Centenaristas

octubre 02 de 2015
El lingüista Noam Chomsky es uno de los favoritos de las redes sociales, por sus opiniones y sus frases elocuentes casi perfectas, que nos llegan cada tanto, denunciando el capitalismo, el papel de los EE UU en el mundo, la inmigración a Europa, la política americana, Israel, la falta de compasión y solidaridad que reina en el mundo, la indolencia de las sociedades desarrolladas y un largo etcétera. Frases, que dichas o no por él, son casi que irreprochables, y que los bien pensantes de internet repiten como loros. Sin embargo, unos pocos critican esta actitud. Tal vez uno de sus más conocidos adversarios fue el fallecido Christopher Hitchens, quien señalaba que Chomsky había preferido conservar su superioridad moral en vez de actuar o al menos tomar partido por mejorar al mundo. Y no es que Hitchens fuera un adversario ideológico extremo de Chomsky, bien conocido era su ateísmo y su ideología liberal. De hecho Hitchens era seguidor de la vieja idea sartriana del escritor comprometido con su tiempo. En su autobiografía Hitch 22 relata cómo en un viaje a Irak se montó en un jeep con unos kurdos que tenían en el espejo unas fotos de los dos George Bush, y al preguntarles el porqué le respondieron: “Si no es por la decisión de estos hombres nosotros no seriamos libres”. Algo en contravía de la opinión mundial aún hoy predominante.
Seguir leyendo

Cara de póker

octubre 01 de 2015
Cuando el miércoles pasado en La Habana se estrecharon las manos Juan Manuel Santos y Timochenko, nadie en Colombia pudo ocultar sus verdaderas emociones: algunos estuvimos algo eufóricos (tal vez exagerada y prematuramente); otros, indignados. O al menos eso mostraban nuestras redes sociales. En las pantallas ocurría algo similar: Uribe enrojecía de furia, Timochenko sonreía un poco. Hasta a Raúl Castro, que ni siquiera es colombiano, se le veía satisfecho. La única excepción fue el presidente Santos, a quien durante todo el asunto se le vio completamente inexpresivo.
Seguir leyendo

Lo que guardan mis gavetas

septiembre 30 de 2015
Si muero pronto sin poder publicar ningún libro sin ver la cara que tienen mis versos en letras de molde ruego, si se afligen a causa de esto que no se aflijan. Si ocurre, era lo justo. Fernando Pessoa Antes de salir del closet les diré qué tuvo que pasar para que hoy, 29 de septiembre de 2015, a las tres y media de la tarde, esté sentada en mi cuarto redactando lo que parece un testamento. Yo no estaba grabando ningún desafío cuando la cubeta de hielo me cayó en la cabeza, no. Estaba leyendo la última columna de Héctor Abad Faciolince en El Espectador a raíz de la reciente muerte de Carmen Balcells, la mítica agente literaria del boom latinoamericano, cuando ¡soácata!, lo que parecía un homenaje de despedida para una mujer inmensa que dignificó la escritura en nuestra lengua, se convirtió de repente en un chubasco que me dejó toda emparamada.
Seguir leyendo

PPP

septiembre 25 de 2015
El 2 de Noviembre de 1975, un joven de 17 años llamado Pino Pelosi fue invitado por un individuo cincuentón de gafas oscuras a subir al vehículo que éste conducía, y se dirigieron a una playa solitaria de Ostia, en las Cercanías de Roma. Lo que siguió a continuación ha sido objeto de especulaciones, investigaciones periodísticas y policiales, rumores de conspiración, y extravagantes teorías de complot. Lo único cierto es que al final, el hombre de 53 años estaba muerto después de una brutal golpiza y de ser arrollado varias veces por su propio vehículo. La investigación policial que siguió señaló la responsabilidad única de Pelosi en el crimen, quien ante la propuesta del cincuentón de mantener relaciones sexuales con él, reaccionó con furia matando al que era posiblemente uno de los más grandes intelectuales italianos de la Posguerra: Pier Paolo Pasolini.
Seguir leyendo