De la impotencia y otras flacideces…

agosto 13 de 2016
Por Germán Arango Ulloa/ La impotencia es quizás uno de los síntomas que más acongoja, asusta, achicopala, atortola, mete miedo, causa pánico, infartos y hasta mata de la impotencia a quienes la padecen. Muchos de ellos, sin embargo, sufren también y de presupuesta forma, de envidia crónica. Con esta casi siempre están presentes el egoísmo agudo, el hígado corroído por la soberbia y hasta los calambres en el cuaderno y las corvas cada vez que intentan, luchan, se desesperan… y no pueden penetrar donde quieren.
Seguir leyendo

Fotos de cosas que ya no están de J.J. Junieles: El otro al servicio del yo

agosto 09 de 2016
Por John William Archbold/ Mientras que en la cotidianidad más próxima “el otro” es uno de los elementos básicos del paisaje, dentro de la filosofía se convierte en un intrincado concepto en torno a la definición del ser. Partiendo del pensamiento de Hegel hasta llegar a Sartre y Foucault, la figura del otro ha sido considerada un principio fundamental para la definición del yo. En otras palabras, a la hora de establecer una identidad propia, la representación del contrario es la referencia que nos individualiza y constituye lo que somos.
Seguir leyendo

De la paz y otros peligros

julio 17 de 2016
Por Germán Arango Ulloa/ Lo he dicho y lo sostengo: la paz es peligrosa. ¿Por qué?, me preguntan, y la respuesta se encuentra ahí, a la vista, en el mismo entorno en que sobrevivimos. Lo que pasa es que quizás esté un poco refundida. En especial para los sueltos de trinos, de lengua, de motosierras, de metralletas; sueltos del estómago y de otras vísceras, y duros, en cambio, de las entendederas, de los sesos y del corazón, claro, y del alma y las criadillas. La respuesta, en cualquier caso, no está tan envolatada como la paz misma. Zurriburri.
Seguir leyendo

¿Es bueno el privilegio?

julio 10 de 2016
Por Matilde de los Milagros Londoño/ Vivir en una ciudad tan diversa como Nueva York me ayudó a entender algo primordial: los privilegios nunca han sido algo bueno en sí -de hecho, son la confirmación de la desigualdad- sino que son una oportunidad (y más importante aún, una responsabilidad) para que los privilegiados nos eduquemos bien. Y al decir “bien” no me refiero a ir al colegio o a la universidad -instituciones clásicas por donde todos los privilegiados pasamos ilesos y de donde salimos, casi siempre, con el mismo nivel de inconsciencia social con el que entramos-, me refiero a educarnos con el propósito de construir y aportar al mundo que nos rodea.
Seguir leyendo

Jep Gambardella, yo quiero tu fracaso

julio 10 de 2016
Por María Angélica Pumarejo/ Y cuando ya pensaba que el abanico de los grandes personajes del cine estaba listo de repente me estalla frente a los ojos Jep Gambardella. Una figura como casi ninguna, con el dulce gesto de quien lo ha visto todo, ha fracasado en todo y sin embargo se ilumina con las formas de la belleza, que son todas, que es ninguna, acaso solo las que se arman adentro como ilusión por encontrarla.
Seguir leyendo