Niños trofeo

septiembre 09 de 2015
Desde la panza no los dejan en paz. Eso de estar a sus anchas en medio del líquido amniótico durante el período de gestación está reservado para los bebés de perras, de gatas, de elefantas, de jirafas, de micas, de leonas, de ballenas; en fin, para los hijos de cualquier hembra de cualquier especie menos de la humana. Porque a los bebés humanos, tal parece, hay que programarlos desde que están ahí, en las barrigas de sus madres, no vaya y sea que por falta de estimulación prenatal se queden brutos. Y así empieza el viacrucis para ellos, todo un asunto de precocidad que surgió en los noventa con el efecto Mozart y que aún no para.
Seguir leyendo

De la vida privada y otras ingenuidades

septiembre 02 de 2015
En este mundo de usuarios y contraseñas vivimos con susto. De esos tiempos en que el temor a ser robados nos llevaba a instalar rejas de hierro en las ventanas y cerraduras con llave en las puertas y alarmas en las casas y en los carros y no mucho más que eso, queda poco. A esas medidas se le sumaron otras más sofisticadas para proteger lo valioso, cercas virtuales que pretenden mantener incólume la idea de que podemos gozar, cada vez que lo deseemos, de la vida a puerta cerrada, sin mirones. De eso que llamamos ingenuamente “vida privada”.
Seguir leyendo

La indiferencia del gato atrae hasta a los perros

agosto 26 de 2015
En mi adolescencia "aprendí" que ser indiferente paga. Ser la "chica fácil" -esa que llama cuando se le antoja, que no tiene problemas con visitar al novio en su casa, que saca a bailar a quien le place, que jamás disimula estar disponible cuando lo está, que sabe perfectamente que la T no es solo una letra más de las veintisiete del abecedario- no era la mejor opción a la hora de conquistar a un "chico bien". Tal parecía que ellos no respetaban a las mujeres que sabían lo que querían de una, que lo decían de frente, que nunca se andaban con rodeos, que sabían cómo y con qué cuidarse.
Seguir leyendo