Huevos y huevitos

febrero 23 de 2017
Ahora que personajes bravucones como Donald Trump y Vladimir Putin triunfan en las urnas del mundo se ha puesto de moda celebrar esa actitud de permanente desafío conocida en colombiano machista como 'tener huevos'. Para aquellos acostumbrados a librar batallas desde la remota comodidad de sus mullidos sillones de cuero, este tipo de dirigentes de rudo lenguaje, que son quienes declaran o amenazan con declarar las guerras de las que derivan dichas batallas, son una especie de encarnación de John Rambo, digna de ser idolatrada.
Seguir leyendo

El que las hace...

febrero 23 de 2017
El martes pasado el presidente Santos anunció en una alocución televisada que el nuevo acuerdo con las Farc, que se firmará hoy en el Teatro Colón, no será sometido a refrendación popular, sino que será tramitado directamente a través del Congreso. Teniendo en cuenta no sólo lo que se juega el país en eso, sino también las razones que llevaron a más de seis millones de colombianos a votar por el No el pasado 2 de octubre, esa era la única decisión sensata posible: volver a dejar el final de la guerra en manos de personas a las que convencen de que un armisticio está relacionado con la orientación sexual de sus hijos no podía ser nada distinto de una idea estúpida.
Seguir leyendo

El beneficio de la duda

febrero 22 de 2017
Creo que fue el escritor italiano Cesare Pavese quien dijo que cada quien es el único responsable de la cara que tiene a partir los 40 años. Tiene razón Pavese. Lo digo ahora, después de ver en una entrevista televisiva la cara de Manuel Duque, el alcalde de Cartagena, y de oírlo declarar que los estudiantes más pobres de la ciudad que gobierna no necesitan ver Filosofía u otras materias similares. "¿Eso para qué les sirve", se pregunta. Y remata: "Lo que esos muchachos necesitan son herramientas para trabajar".
Seguir leyendo

Al perro no lo capan dos veces

febrero 22 de 2017
Podría asegurar, casi sin temor a equivocarme, que en sus noches de desvelo el presidente Santos debe considerar el plebiscito del pasado 2 de octubre como el error más grueso de su gobierno. Nadie se las sabe todas, de acuerdo. Y ni el futurólogo más afinado iba a imaginarse con cuánta rapidez perderían peso en la opinión pública los grandes medios -y con ellos sus análisis serios y reposados- y lo ganarían, de forma dramática, las redes sociales -y con ellas el peligroso anonimato de sus memes frívolos y embusteros y las airadas opiniones de profesionales de la ignorancia-.
Seguir leyendo

¿Quién mató a Colmenares?

febrero 22 de 2017
El domingo pasado tuve que pasar, muy temprano en la mañana, por el Parque El Virrey, a la altura de la carrera 15. La coincidencia de que a esa misma hora también pasaran por ahí, justo frente al caño que atraviesa el parque, un par de disfrazados que con seguridad apenas salían de alguna celebración anticipada de la Noche de Brujas, me hizo caer en cuenta de que el domingo se cumplirán seis años de uno de los casos sin resolver más sonados de los últimos tiempos en Colombia: la muerte del estudiante Luis Andrés Colmenares.
Seguir leyendo

Un Nobel merecido

febrero 22 de 2017
Hay golpes en la vida tan fuertes, yo no sé, golpes como los que a veces reciben algunos escritores de ideas demasiado académicas. Golpes como el que les propinaron la semana pasada ya no los heraldos negros de César Vallejo, ese gran poeta peruano que -según algunos entendidos- mereció ganar el Premio Nobel de Literatura, sino los miembros de la Academia Sueca, que le acaban de conceder el codiciado premio a Bob Dylan, ese -según otros- enorme poeta universal.
Seguir leyendo

Lo que nos espera si gana el Sí

septiembre 29 de 2016
"Soy uribista hasta los tuétanos. Me gusta Uribe, porque fue el presidente que logró poner en su sitio a todos esos bandidos de las Farc. Simpatizo con él porque tiene carácter y grandeza: no por nada lo eligieron el Gran Colombiano en un reality de TV. Y como yo, hay millones de personas que piensan igual. Es, sin duda, el expresidente más popular de la historia de este país: arrastra gente, tiene credibilidad, es dueño de un carisma incomparable. Por eso estoy muy preocupado porque, según él, los acuerdos de paz ponen en riesgo la democracia: para empezar, si se aprueba el plebiscito éstos entrarán a formar parte del bloque de constitucionalidad. Y hay una cosa aún más alarmante: le abren las puertas a que las Farc, esa guerrilla impopular y asesina, accedan al poder."
Seguir leyendo

Defendamos a 'nuestros niños'

septiembre 22 de 2016
Ayer, durante su programa radial de La W, Julio Sánchez llamó por teléfono al director del DANE, el economista antioqueño Mauricio Perfetti, para interrogarlo acerca de una encuesta practicada por esa entidad a estudiantes de once años de edad, cuyo fin era hacer un diagnóstico sobre las costumbres sexuales de los niños colombianos contemporáneos y el entorno en el que éstas se desarrollan. Lo llamó, pues, pero no a interrogarlo, que ahí me quedé corto, sino a que le rindiera cuentas a él por el lenguaje utilizado en las preguntas de la encuesta. Y por las preguntas mismas: "¿Usted cree que a un niño de once años se le puede preguntar que si ha puesto su boca en el pene de alguien, o que si ha tenido sexo en grupo?", protestó un escandalizado Julito. Y después pontificó: "Si el niño no está familiarizado con conceptos y actos de esa clase, eso es lo primero que va a salir a hacer".
Seguir leyendo

Días de gloria

septiembre 15 de 2016
Nunca he sido de los que creen que todo tiempo pasado fue mejor. Reconozco, eso sí, que muchas veces me hubiera gustado vivir mi juventud en los Estados Unidos de la posguerra: aquellos años cincuenta que Hollywood ha idealizado en nuestras cabezas, y que -por eso- nos los imaginamos poblados de gentes prósperas y felices que se las pasaban de fiesta en fiesta oyendo y bailando esa música extraordinaria de las big bands. Pero con seguridad que la realidad era otra, plagada de racismo, homofobia, cacerías de brujas, enfermedades infecciosas, represión sexual y viajes largos, inseguros e incómodos.
Seguir leyendo

¿Puntadas sin dedal?

septiembre 08 de 2016
Pese al prestigio que confieren los altos cargos, sean éstos políticos o empresariales, y pese al aura de superioridad que suele rodear a todo aquel que aparece frecuentemente en televisión, no hay que olvidar que todas las personas que ocupan esos cargos y aparecen en esas pantallas son simples seres humanos, y que muchas veces llegaron adonde están por físicos golpes de suerte o gracias a burdos manejos de influencias.
Seguir leyendo