Los youtubers frustrados

mayo 05 de 2016
Todos andamos enfurecidos porque un tontín de 26 años se gana montones de plata por hacer monerías y decir perogrulladas al frente de una cámara de bajo presupuesto (bueno, no todos estamos furiosos: sus seguidores, que son nada menos que 27 millones, no lo están; al contrario). A casi todos, pues, nos saca de casillas que la Feria del Libro de Bogotá se haya abarrotado de compradores del libro "escrito" por el youtuber chileno Germán Garmendia, porque asumimos que esos compradores -unos jovencitos que aparentemente no leen nada de nada- ni siquiera lo van a hojear, mientras en los otros estantes libros de gran calidad durmieron el sueño de los justos.
Seguir leyendo

Colombia no será Disney World

abril 28 de 2016
El martes murió otro niño más en La Guajira. Otro niño Wayuú que se suma a los 25 que han sucumbido al hambre o a la sed. O a las dos cosas. Dos días atrás, un presunto francotirador de las Farc había asesinado a un soldado del Ejército Nacional. Dos muertes evitables en un país en el que a diario ocurren muertes evitables. La buena noticia, pienso yo, es que por lo menos ya no hay guerra.
Seguir leyendo

Colombia, infierno sin diablo

abril 20 de 2016
No somos el país más feliz del mundo. Todo lo contrario, Colombia es un infierno. Vivir aquí es una aventura peligrosa y desagradable. La postración de la salud, la impunidad rampante producto de una justicia inoperante, la criminal inequidad, la proliferación de carteles de todo tipo, la corrupción generalizada y una interminable guerra fratricida sustentan esa realidad. Es un infierno, repito, lo cual hace que me pregunte constantemente quién ejerce aquí la función del Diablo. Trataré de dar, pues, en este artículo, con el Satanás colombiano. Con el 'opositor’ por excelencia (que es el significado hebreo de la palabra).
Seguir leyendo

Pesimismo, terrorismo, canibalismo, estupidez

febrero 25 de 2016
El comienzo de año no ha sido el mejor para Colombia. Negros nubarrones parecen cernirse sobre nuestras cabezas, como si la tormenta perfecta se estuviese gestando. Y una barca tan maltrecha y vapuleada como lo es este país, por muy recién remendada que luzca, no aguantaría navegar los bravos mares que, en apariencia, se avizoran. Yo mismo, un antiguo pesimista devenido en optimista moderado, gracias los avances sin precedentes en la consecución del final del conflicto armado, me sorprendí desandando mis pasos. Confieso que en un momento me asusté.
Seguir leyendo

Viceministro Ferro: víctima

febrero 18 de 2016
Renunció antes de ayer el viceministro del interior  Carlos Ferro, como consecuencia de la filtración de un video en el que sostiene una conversación de carácter sexual con el capitán del ejército Ányelo Palacios. El asunto, lejos de resolverse con su renuncia, deja en el aire dos mayúsculos interrogantes. La grabación corresponde a un episodio de noviembre de 2008, época en la que Ferro era congresista y Palacios un alférez de la Policía Nacional, y ha sido introducida por la Procuraduría como prueba de que en la Policía funciona una red de prostitución homosexual conocida como 'La comunidad del anillo'.
Seguir leyendo

Un tranvía llamado Álvaro Uribe

febrero 11 de 2016
Cuando el coronel Aureliano Buendía le ordenó a Gerineldo Márquez que se pusiera los zapatos y lo ayudara a terminar "con esta guerra de mierda", el narrador de Cien años de soledad comenta a continuación: "Al decirlo no imaginaba que era más fácil empezar una guerra que terminarla.". Se diría que tal observación es de una obviedad apabullante, y que sólo un hombre obsesionado con la guerra, como era el coronel, no podría llegar a tal conclusión. Sin embargo, basta echar una ojeada por las redes sociales para darse cuenta de que todavía queda en Colombia mucho Aureliano Buendía por ahí, buscando un pretexto para proclamar una nueva guerra, ahora que los fusiles están silenciados y la firma de la paz es casi un hecho.
Seguir leyendo

Cuidado con el complot castro-planeto-chavista

enero 28 de 2016
Soy muy mal televidente, así que no suelo ver noticieros. Después de ver una emisión de alguno de ellos tardo mucho tiempo -meses a veces- en volver a ver otra, lo cual me facilita establecer diferencias entre sus respectivos contenidos. De las cotidianas noticias que hablaban de jóvenes de ambos bandos -ejercito y guerrilla- caídos en los campos de batalla, y de los ataques con pipetas de gas que dejaban decenas de inocentes muertos y pueblos devastados, hemos pasado a otras noticias más comunes, similares a las que muestran los noticieros de países vecinos.
Seguir leyendo

James Rodríguez, el 'pelao' promedio

enero 21 de 2016
Quienes me siguen en Facebook saben de sobra que mi opinión sobre James Rodríguez nunca ha sido la mejor, y que lo que diré aquí no se basa en las circunstancias actuales. Para quienes no me siguen, o me leen hoy por primera vez sobre este tema, aclaro en qué consiste esa opinión: James para mi nunca, ni antes, ni durante, ni después del Mundial de Brasil, ni tampoco antes, ni después de ser fichado por el Real Madrid, nunca -repito- ha sido el jugador excepcional que el común de la gente cree que es, sino uno sobresaliente contadas veces y del montón el resto del tiempo.
Seguir leyendo

La venta de Isagén o el socialismo colombiano del siglo XXI

enero 14 de 2016
Se cae la estantería chavista en Venezuela y, mientras eso ocurre, aflora en Colombia una curiosa modalidad de socialismo. Una que agrupa a variopintas multitudes que van desde alias 'Joaquín Gómez', quien dio a conocer hace un par de días la posición de las Farc en contra la venta de Isagén, pasan por los sindicalistas de esa empresa, amotinados en una manifestación el mismo día de su venta -para evitarla-, pasan también por el senador Robledo del Polo Democrático, que ha señalado hasta la saciedad la traición a la patria de Santos al querer vender la empresa energética, pasan incluso por los liberales que, encabezados por la funesta senadora Morales, amenazaron con retirarse de la Unidad Nacional si se llevaba a cabo el negocio, y terminan en…sí, créase o no, terminan en los "camaradas" del Centro Democrático, quienes a través de trinos y declaraciones cantinflescas, como las de Paloma Valencia, no han hecho sino azuzar desde hace meses al "pueblo" colombiano, como cualquier Hugo Chávez, para evitar que imperialistas tiburones de los negocios internacionales compren y privaticen la porción estatal de la empresa.
Seguir leyendo

Mi indignación mínima por el aumento del salario mínimo

enero 07 de 2016
Confieso que no me cuento entre los indignados que este año pusieron el grito en el cielo por el -a todas luces- exiguo aumento del salario mínimo en Colombia. Pero además, ya entrados en gastos, debo aclarar que tampoco me cuento entre los indignados que, por el mismo motivo, se rasgaron las vestiduras el año pasado. Ni tampoco el anterior. Ni…bueno: ni ninguno de -quizás- los 30 años anteriores. ¿La razón? Fácil: desde que tengo uso de razón económica -o, dicho de otra manera, desde que manejo con relativa propiedad el concepto de salario mínimo y las implicaciones que éste tiene para tantas personas- vengo oyendo lo mismo. Y a la tercera o cuarta vez que lo oí supe que algo había detrás de todo ese consuetudinario y predecible alboroto anual.
Seguir leyendo