Colombia rechazó a Uribe Vélez

octubre 29 de 2015
Las elecciones del domingo tuvieron entre otras virtudes la de desnudar al Centro Democrático, el nuevo partido creado en torno a la figura del expresidente Uribe (ya antes se había creado el partido de la U -U de Uribe-, el cual le fue escamoteado a ese zorro político de Uribe de la misma forma que se le quita un dulce a un niño. Pobre, lo engañaron). Este domingo quedó, pues, al descubierto que el Centro Democrático es, como cantaba el inolvidable Trío Matamoros, buchipluma na' ma': un cascarón sin nada en su interior, como no sea el fetichismo enfermizo de un -si bien todavía numeroso- decreciente sector de la población colombiana.
Seguir leyendo

Sentirse como una mierda

octubre 22 de 2015
En una reciente nota de El Universal de Cartagena, leo sobre una mujer a quien le causa un profundo malestar la enorme brecha salarial que, en su entorno laboral, se da entre hombres y mujeres. Ella dice específicamente que el hecho de ganar menos que sus compañeros hombres la hace sentir "como una mi-er-da”. Lo cual no tendría nada de extraordinario, salvo porque esa mujer que asegura sentirse como una mierda es nadie menos que la actriz de Hollywood Gwyneth Paltrow, cuyo salario anual supera la bobadita de nueve millones de dólares. Pero claro, ella lo compara con el de su compañero de set en Iron man 3, Robert Downey Jr., que es de ochenta millones.
Seguir leyendo

Dios debe morir

octubre 08 de 2015
Reporta la prensa argentina que el pasado sábado 19 de septiembre en la provincia de Formosa un grupo de hombres apuñaló salvajemente a un vendedor ambulante de ventiladores, causándole la muerte instantánea. Al parecer el móvil fue el robo del dinero producido por su trabajo de ese sábado. Bien hecho: en la Biblia (Éxodo 35:2) dice muy claro que el sábado se destinará a descansar y que "cualquiera que haga trabajo alguno en él, morirá.". Esos malevos, por lo tanto, solo estaban cumpliendo mandatos divinos.
Seguir leyendo

Cara de póker

octubre 01 de 2015
Cuando el miércoles pasado en La Habana se estrecharon las manos Juan Manuel Santos y Timochenko, nadie en Colombia pudo ocultar sus verdaderas emociones: algunos estuvimos algo eufóricos (tal vez exagerada y prematuramente); otros, indignados. O al menos eso mostraban nuestras redes sociales. En las pantallas ocurría algo similar: Uribe enrojecía de furia, Timochenko sonreía un poco. Hasta a Raúl Castro, que ni siquiera es colombiano, se le veía satisfecho. La única excepción fue el presidente Santos, a quien durante todo el asunto se le vio completamente inexpresivo.
Seguir leyendo

¿Quién le teme a la paz?

septiembre 24 de 2015
Escribo esto a pocas horas de que -según las últimas noticias- el presidente Santos se reúna con Timochenko en La Habana, presuntamente para explicar los alcances de la justicia transicional y anunciar la fecha de la firma definitiva de los acuerdos de paz. Aún consciente de que una firma en un papel no significa nada, y de que, como siempre ocurre cuando finaliza un conflicto de esta naturaleza, vendrá un coletazo de la guerra, ya moribunda, y un recrudecimiento de la violencia por cuenta de las bandas delincuenciales que conformarán los inevitables elementos que renuncien a reincorporarse a la vida civil, aún consciente de todo eso, digo, la sola posibilidad de que pudiesen ser ciertas las noticias me produjo una extraña sensación de irrealidad.
Seguir leyendo

Dios mío, ¿adónde vamos a llegar?

septiembre 18 de 2015
Casi desde que tengo uso de razón vengo oyendo frases prefabricadas, más o menos iguales, cuyo fondo es el mismo: que adónde vamos a llegar, que la pérdida de valores es la causa de que el mundo esté así, que qué tiempos aciagos los que vivimos. E invariablemente los culpables de la supuesta antesala de ese apocalipsis cada vez más cercano suelen ser personas más jóvenes que quienes emiten esas frases.
Seguir leyendo

Voy a cerrar mi Facebook

septiembre 10 de 2015
Quejarse de las redes sociales está de moda. El internauta vergonzante de hoy intenta justificar la futura decisión –que en la abrumadora mayoría de los casos nunca termina llevando a cabo- de cerrar alguna de sus cuentas con los argumentos de que Facebook nos espía, Instagram es una red frívola y en Twitter el ambiente es muy agresivo. Su anuncio del inminente cierre suele presentarlo -generalmente en un tono mayor, de superioridad moral- a través de la misma red que pretende abandonar. Y ese hecho irónico dice mucho de por qué es tan difícil hacerlo: porque las redes sociales, quiéralo o no el repentino nostálgico del Buen Salvaje, son una herramienta confiable y útil que tiene el hombre contemporáneo para establecer contacto con una realidad que cambia a mil por hora.
Seguir leyendo

De lesa humanidad

septiembre 03 de 2015
Supongamos que conocemos a alguien que trabaja como técnico de refrigeración para, digamos, la Coca-Cola. Es posible que esa persona haya llegado allí porque siente una gran empatía por dicha organización, o porque le caen bien los osos polares parlantes. Pero en un país como este, donde hace apenas un par de años alcanzamos cifras de un solo dígito en el porcentaje de desempleo (sin meternos en el asunto de si son empleos formales o no los que se miden), lo más probable es que esa vinculación laboral se explique por sustracción de materia en lo que a ofertas de trabajo se refiere. En pocas palabras: el tipo no tuvo de otra.
Seguir leyendo

¿Colombia se 'venezolanizó'?

agosto 27 de 2015
Hace poco, unos amigos uribistas, con quienes suelo debatir acaloradamente, me cambiaron su sempiterna advertencia acerca de la inminente venezolanización de Colombia. Según ellos, ya eso ocurrió: ya Colombia se venezolanizó. Confieso que esta vez, cuando me presentaron su nueva teoría, lo pensé mejor y experimenté una especie de epifanía: tuve que darles la razón. A continuación voy a explicar por qué en esta oportunidad me convencí de que, pese a que aquí no hay escasez por ningún lado (al revés: los supermercados están surtidos a reventar), Colombia ya siguió la ruta que anduvo primero Venezuela. Antes, incluso, de lo que mis amigos uribistas piensan.
Seguir leyendo