Tatuajes contra el terrorismo

junio 24 de 2017
La noticia me dejó un poco sorprendido. No había oído hablar de Ariana Grande hasta que un terrorista llamado Salman Abedi mató 22 personas en su concierto en Manchester. En medio de noticias que recordaban los muertos, la cantante expresó su dolor, y días después realizó un concierto en beneficio de las víctimas, donde contó que sentía la “necesidad de hacer algo”. Pero el 6 de junio anunció que para tener siempre presente a Manchester se había hecho un tatuaje de una abeja obrera (busy bee) como “tributo permanente” a la ciudad. Al parecer, quienes participaron en el concierto han hecho lo mismo, donando 22 dólares, un dólar por cada víctima. ¿Podrían llegar el coraje, la compasión, el autosacrificio o la virtud misma, ir más lejos?
Seguir leyendo

Puerto Rico, ala que cayó al mar y no pudo volar

junio 17 de 2017
La noticia pasó algo desapercibida, preocupados como estábamos en temas o polémicas más urgentes y vendedoras, como las declaraciones de Uribe en Grecia. El domingo 11 de junio, en medio de una profunda crisis económica, se celebró un referendo no vinculante, donde se le preguntó a los puertorriqueños entre las siguientes opciones para redefinir la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos: Independencia, convertirse en el estado 51 de la Unión Americana, o continuar con la figura de Estado Libre y Asociado (oficialmente The Commonwealth of Puerto Rico en inglés). Ganó, por abrumadora mayoría la estadidad defendida por el actual gobernador, Ricky Rosello, del Partido Nuevo Progresista (PNP), partido defensor desde los años 70 del siglo pasado de la total integración de Puerto Rico a los Estados Unidos.
Seguir leyendo

Cuando Rafael Uribe Noguera quede libre...

junio 10 de 2017
La noticia sorprendió en la tranquila Montreal, y pronto hervía en las redes sociales: la convicta asesina en serie, Karla Homolka, había realizado trabajo voluntario en la escuela privada donde estudian sus hijos. ¿Cómo te sentirías al saber que tu hijo interactúa con una asesina en serie?, se pregunta el periódico Montreal Gazette. Dura pregunta, pero sincera. Resume el estado de shock y el conflicto moral que atormenta a un grupo de padres canadienses en estos días. Pero vamos al principio.
Seguir leyendo

Cara de piña ha muerto

junio 03 de 2017
Si alguna contribución cultural tiene la vida de Manuel Antonio Noriega, es haber servido de modelo a la imagen del dictador latinoamericano corrupto en el cine: desde el depuesto dictador Ramón Esperanza, en Duro de Matar 2, interpretado por Franco Nero, pasando por el villano M. Bison de la película Street Fighter, la última batalla, al que dio vida el puertorriqueño Raúl Julia, hasta el caricaturesco Alphonse Simms, con sus gorras alzadas para parecer más alto, en la comedia Luna sobre Parador, entre otras películas. E incluso, el haber inspirado también un personaje del video Call of Duty: “Cara de Piña”.
Seguir leyendo

El traje de Mark Zuckerberg

mayo 10 de 2017
Tengo una relación ambivalente con el Facebook. Lo amo porque me ha permitido conocer gente maravillosa, pero también se me hace detestable. Siempre hay cosas que hacen odioso el Facebook. De las peores es la eterna tendencia a la autoexpresión de aquellas personas que no tienen nada que memorable para decir. Aún peor es el estímulo que brinda a aquellos que prefieren ser conocidos como monstruos: las historias de asesinatos, violaciones o el ahorcamiento de un bebe por su padre para deleite del autor y de los espectadores ávidos de historias llenas de morbo. Pero esa no es la razón fundamental de mi odio.
Seguir leyendo

Juzgo, luego soy

abril 22 de 2017
Una leve mirada a los aconteceres diarios eriza la piel y comprime el alma. Más aún si es en las redes sociales: una imaginaria reunión social entre personas importantes deviene en una catarata de dimes, diretes, memes, ofensas, reproches, represalias, manifestaciones entre las partes: Que sí, que no, que sí pero, que tal vez, que no fue pero fue, etc. Una mujer escribe un tuit desafortunado y voces se alzan pidiendo su renuncia del medio en el cual colabora; de nada valen las explicaciones, se ha cometido un delito imperdonable. Una condecoración a un cantante se convierte en una diatriba contra una sociedad, acusaciones de machismo, chistes, politiquería barata, y hasta paramilitarismo. La foto inocente de un hombre y una niña se convierte en una acusación de pedofilia. Todo en una mezcla de silencio de los que tienen que explicar su acusación, el uso del vaguedades como justificación del tipo: “Debe ser que…”, “Es que…”, “Yo creo que…”, “Mejor que…”; y al final, la evasión de los que tienen que probar las acusaciones. Olvidamos que, en la justicia, el acusado no tiene que demostrar que es culpable. En las redes, en muchas ocasiones, esto se invierte.
Seguir leyendo