Clima de intolerancia

septiembre 10 de 2016
En días pasados, una amiga que vive en Chile me contaba que tenía un gran temor de expresar su voto por el NO: “Temo que mis amigos partidarios del SÍ dejen de hablarme, me acusen de Uribestia, pese a que no comparto la ideología de ese señor”. Y su argumento por el NO era bien válido: “Por principio, el Estado no debe negociar con criminales. Por ello he recibido insultos a tutiplén”. Hoy, otra amiga me expresaba una opinión similar, pero contraria: “Me han bloqueado en FB por mi apoyo a favor del SÍ, en un clima de rencor y odio tal, que he comenzado a sentir miedo”. Y su razón por el SÍ, también era muy válida: “He vivido la guerra en carne propia, he sentido las bombas, y quiero que mi hijo viva un mundo diferente; y me han insultado y bloqueado por ello, por decir que otro mundo es posible”.
Seguir leyendo

La víctima americana de la Bomba Atómica

agosto 27 de 2016
En la película Tiburón de 1975, Quint, el obsesionado cazador de tiburones, interpretado por Robert Shaw, revela a Richard Dreyfuss y Roy Scheider que es un sobreviviente del USS Indianapolis, barco que fue hundido por un submarino japonés el 29 de Julio de 1945, y afirma que de los 1100 tripulantes a bordo solo sobrevivieron 316; el resto, según cuenta, fue devorado por los tiburones.  Un monólogo muy eficaz para ampliar el clima de terror de la película y que narra uno de los episodios más famosos y trágicos de la II Guerra Mundial.
Seguir leyendo

En la noche del 18 al 19 de agosto de 1936

agosto 20 de 2016
Nota introductoria Se cumplieron 80 años del inicio de la Guerra Civil española, y aunque sería deseable que este tema fuera ya asunto de historiadores, muchas de las heridas causadas por este conflicto perviven. Leer sobre ella explica muchas de las cuestiones sociales que vive hoy España: los nacionalismos las dificultades para formar gobierno de nuestros días o la pervivencia de mitos que alteran la convivencia. Lo que sigue a continuación es solo ficción y es responsabilidad única del autor.
Seguir leyendo

Una carta para tu olvido, Amira

agosto 13 de 2016
En Barranquilla, en los calores del 8 de Agosto de 2016 Querida Amira: Hoy te he recordado al leer las noticias sobre lo que sucede con el Teatro Municipal. Amira, si te contara: Ya nadie recuerda tu parentesco con Diógenes Arrieta, tu abuelo. Aquel político liberal hijo natural de un señor Bustillo de San Juan Nepomuceno, (y por lo cual esta familia reclama con razón que debías apellidarte Amira Bustillo) amigo de Vargas Vila quien a su muerte en Caracas compuso el célebre elogio fúnebre que repetían los liberales en sus borracheras etílicas anticlericales: "Tú lo dijiste: Aquel que dijo a Lázaro: ¡Levanta! No ha vuelto en los sepulcros a llamar; ¡No llamará en el tuyo! ¡Duerme en Paz!"
Seguir leyendo

El gran farsante

julio 30 de 2016
Cuanto más vivo pienso que más embaucamiento existe. A veces creo que eso de que la edad quita la ignorancia no es más que otra de las frases que repetimos para embaucarnos. De si esta percepción que tengo es un aumento real o simplemente un reflejo de una sensibilidad más aguda hacia ella, no estoy seguro. Siempre han existido los farsantes. Pero si se pudiera bañarse en un océano de patrañas, entonces eso es lo que yo -y, supongo, muchos otros- parecemos estar haciendo la mayor parte del tiempo en nuestra vida y en las redes sociales.
Seguir leyendo

El olvido que no tiene perdón

julio 09 de 2016
Son tiempos exultantes para Barranquilla. El alcalde oprime feliz el botón que activa los explosivos que derriban el Coliseo Humberto Perea, prometiendo que allí surgirá uno nuevo orgullo de esta ciudad pujante y pionera; hoy, rumbo a mi oficina, veo un gigantesco afiche que cubre la antigua sede de la Federación de Cafeteros: es una hermosa imagen de la nueva sede de la Alcaldía en el sector de La Loma. Ello sin contar el hecho que se anuncia la demolición del Tomás Arrieta para dar paso al nuevo estadio Edgar Rentería -“nuestro Messi”, en palabras del alcalde- que cumplirá las normas requeridas por la MLB.
Seguir leyendo