Los fusilamientos de mayo

mayo 23 de 2016
Por Samy Yamit Paipa/ Desde que observé por primera vez El tres de mayo en Madrid de Francisco de Goya, el quinto mes del año siempre me ha generado una gran curiosidad. El ensañamiento de la revuelta con este mes es de vieja data. En el siglo XIX y volviendo al lienzo de Goya, los españoles, cerriles y reaccionarios como ellos solos; empezaron en mayo la revuelta que a la larga expulsaría a los franceses e hizo retornar a Fernando VII bajo el vergonzoso grito de "¡Vivan las cadenas, muera la inteligencia!". Émula de esta frase resultó siendo la de Millán Astray quién en los inicios de la Guerra Civil Española le gritó a Unamuno un orondo “Viva la muerte, muera la intelectualidad traidora”; a 2016 España lo aplica, o miren el circo de Jauja montado por Rajoy.
Seguir leyendo

A propósito de la identidad

mayo 22 de 2016
Por Paul Brito/ Creo que fue Santiago Gamboa quien en una entrevista enunció esta comparación que ahora desarrollo con otros elementos. En Colombia un costeño se siente distinto a un cachaco, pero si los dos se encuentran en Brasil, por ejemplo, se sentirán igual de colombianos, y ahora el brasileño sería el diferente. Si ese brasileño se topa en una ciudad española con alguno de esos colombianos, entonces brasileño y colombiano se sentirán hermanos frente al español que parece distinto. Si seguimos desplazándonos al Oriente y un español se encuentra en Francia con un hispanoamericano, se reconocerán como “iguales” frente al otro que en este caso es el francés y no habla su mismo idioma. Si plantamos el francés, el español y el colombiano en Egipto, los tres se sentirán identificados entre sí frente al árabe. No contentos, si desplazamos este grupo a Japón, muy posiblemente el egipcio se sentirá hermanado con el español, el francés y el latinoamericano frente al extraño japonés. Y si en últimas, un japonés y un colombiano se encuentran en una calle de Marte se abrazarán emocionados entre la masa verde de los nativos.
Seguir leyendo

La mala educación

mayo 17 de 2016
Por Diana Carol Forero/ La policía retiró la semana pasada a casi 1.500 de sus miembros en desarrollo de un plan de transparencia que no parece suficiente para aclarar el agua turbia bajo su puente. Por otra parte, los negociadores de la mesa de La Habana dieron lo que algunos califican como un “salto cualitativo” al firmar un acuerdo que garantizaría el blindaje jurídico de los acuerdos finales, pero justo entonces salió al paso cierto ex presidente llamando a la “resistencia civil” contra el único proceso que podría darnos algo de paz en medio de semejante infierno. Por los mismos días decenas de adolescentes y niños declarados en resistencia pueril se fueron de juerga a las “ganchotecas” en los bares del “Bronx”.
Seguir leyendo

Se me bajó la bilirrubina

mayo 12 de 2016
Por Jaime Romero Sampayo/ En honor a la verdad he de admitir que cuando se supo que Vargas Llosa estaba en los 'papers' de Panamá no me mordió la tristeza ni me vestí de luto ni caí en una crisis de penitencia. Es que ni siquiera me sorprendió, o la sorpresa fue del mismo tamaño de la del día que Ricky Martin confesó al mundo que era gay. No es que yo tuviera pruebas materiales de la flexibilidad "ideológica" de Vargas Llosa, sin embargo —y a la peculiar manera de investigación criminal del Padre Brown de Chesterton, que primero analizaba a la persona antes que a los hechos— sí que había suficientes indicios morales acerca de lo que don Mario era perfectamente capaz de hacer.
Seguir leyendo

Canción de amor para despertar a un yonqui, una sonata al fracaso

mayo 09 de 2016
Por John William Archbold/ Salvo algunas enigmáticas excepciones, no suele ser común que los escritores de poesía decidan internarse en los dominios de la prosa narrativa y viceversa. Finalmente, ambos géneros responden a procesos creativos totalmente distintos. Como expone el crítico español Ángel Rupérez, en su libro Sentimiento y creación, la poesía tiene su génesis en una experiencia interior, un proceso de síntesis en el que las vivencias se asimilan hasta convertirse en una forma de conocimiento. En el caso de la narrativa, sin importar si se trata de ficción o no, el punto de partida y de llegada siempre está inscrito en los parámetros del hecho. Y aunque el estímulo y el objetivo estén marcados por la evocación de sensaciones, éstas siempre serán más cercanas a la interpretación que a la abstracción, propiedad insigne de la poesía. Eso convierte en algo verdaderamente excepcional al escritor que sea capaz de manejar ambas modalidades, marcando una clara diferencia entre sus estilos lírico y narrativo.
Seguir leyendo

Se vale no ser mamá

mayo 09 de 2016
Por Mary Mejía/ No fui madre. Nunca tuve grandes deseos de serlo y cuando me casé, pese a que los posibles pelaos que íbamos supuestamente a tener tuvieron sus cuartos independientes, con baño y todo, desde el primer apartamento, y a que sus nombres fueron escogidos en juegos múltiples con mi esposo (José Roberto, el niño, por aquello de Bebeto; y Natalia, la niña, por una compañera de universidad hermosa que era una especie de amor platónico de Samu, mi marido), nunca el deseo fue lo suficientemente grande como para dejar de lado la cobardía y traer hijos al mundo.
Seguir leyendo