Tomado del muro de Samuel Whelpley

No existen enemigos de la paz. Lo que siempre se ha dicho por parte de los críticos es que la negociación como tal es inaceptable por algunas cosas, generalmente los altos valores de la "patria": justicia, no impunidad, no repetición, prohibición para hacer política, las víctimas, etc.

Críticos (y supongo que enemigos) del proceso los ha habido en todos los que se han llevado a cabo en el mundo. En Ulster, que quizá es el que más se parece al de Colombia, el Reverendo Ian Pasley, líder de los unionistas, fue un férreo critico de las condiciones de la negociación, en particular de la no entrega de armas al IRA. Al final, la Asamblea que surgió lo dejó en minoría. Eventualmente ganó las elecciones y formó gobierno con el IRA, y eso relajó en mucho la tensión.

En Sudáfrica, De Klerk, en medio de la negociación con el CNA, tuvo que enfrentar una rebelión de sectores de su propio partido y se vio forzado a llamar a referéndum a los blancos, pese a las críticas de todo el mundo. Ganó 2 a 1, pero mostró que 1 de cada 3 blancos desconfiaba del proceso. Al final, logró sacar adelante todo.

Cualquier negociación de este tipo tiene críticos que en muchas ocasiones están dispuestos a sabotear el proceso. De allí que más allá de constituyente, referéndum o negociación final, lo verdaderamente peligroso es lo que viene después. Una nación que este dispuesta a pasar la página, a que cada parte de las partes sea generosa y construya puentes que solucionen las inevitables diferencias que surgirán. Un pasar la página, entender que nace una etapa en la que ya los asuntos no pueden resolverse a bala, como siempre, sino negociando. Eso es lo que hay que meter en el chip de todos los colombianos. No repetir la frase del sobrino del Príncipe de Salina en El Gatopardo: "Para que todo siga igual, es necesario que todo cambie." (Y en paréntesis, esa es una razón clave en el fracaso de la izquierda en Latinoamérica, que en mucho, es lo que hemos estado haciendo.)

(Imagen tomada de Inteligencia Petrolera)