Come muertos

febrero 26 de 2018
Del cine salí conmovida. “I, Tonya” logra eso, curucutearte las fibras, desacomodarte de la butaca. Incomodarte. ¿Qué diablos me pasó en esa sala mientras veía absorta la historia brutal de una ruina, de una debacle, el relato paso a paso del fin de la carrera de la patinadora profesional Tonya Harding a sus veinticuatro años? Luego de días de preguntármelo, lo descubrí: me sentí miserable porque yo también hice parte de la horda de caníbales. Ese año en el que a la Harding la acusaron de pretender sacar del camino a su eterna rival, Nancy Kerrigan, mandándole a romper una pierna, me sumé a la sociedad estadounidense que se ensañó con ella y que no descansó hasta verla tocar fondo. Y eso me lo hizo ver una película barata sin grandes efectos especiales ni escenarios extraordinarios.
Seguir leyendo

Caserita no te acuestes a dormir sin comerte un cucurucho de maní….

febrero 24 de 2018
Hay canciones que definen el alma de un país, que más populares que los propios himnos nacionales. Pienso en temas como América la Bella, la canción de Katherine Lee Bates, que es casi un segundo himno de Estados Unidos; México lindo y querido o el Jarabe Tapatío, que son parte del ser mexicano; el tango la Cumparsita, de Rodriguez Matos, para Argentina y Uruguay; Mañana de Carnaval o Acuarela de Brasil, para el gigante suramericano. Qué decir de Alma Llanera para Venezuela. Para Cuba, las opiniones se dividen: hay quienes eligen la Guantanamera, el conocido Son Guajiro, o el que es tema de este texto, el Manisero (sí, así, con s) el son pregón compuesto hace 90 años por el músico e investigador musical Moisés Simons.
Seguir leyendo

Tomates y huevos para Timochenko

febrero 17 de 2018
En una reunión celebrada el pasado martes, coincidimos en una mesa un grupo de personas de muy variadas opiniones políticas. Estaban una candidata al Senado por Centro Democrático, dos uribistas declarados y varios antiuribistas. Pese a la pugnacidad del discurso en las redes, la conversación terminó en la necesidad de reducir el clima de agresividad que existe en esos espacios, sin que necesariamente cada parte cediera en su punto de vista. Cada facción reclamó sobre la caricatura que presentaban de la otra. En algún momento hablaron de mí, y dijeron que ellos veían que yo jamás respondo con la cabeza caliente, y mis conclusiones son muy pensadas. Yo me limite a decir una frase que siempre digo: no existen en el mundo ideas que sean blancas o negras, sino infinitos matices de gris. Por muy justa que sea una causa -pienso yo- siempre hay alguien a quien le hace mal, y a veces, mediante actos horrendos o inmorales, se logran algunos fines elevados, como se vio en la película Lincoln, donde se muestran las negociaciones para la abolición de la esclavitud, en las que mediaron algunos episodios de corrupción y soborno.
Seguir leyendo

El monstruo de las lavadoras

febrero 10 de 2018
La vida está llena de episodios, de irritaciones mayores y menores. Una de las menores es la actividad del monstruo de las lavadoras, un ente que parece habitar en esos aparatos, al menos en los que he tenido. Por muy cuidadoso que sea para poner pares iguales de medias en la máquina, el ente –no sé cómo llamarlo– hace estragos con ellas y se asegura de que alguna sin pareja emerja al final del lavado. Eso sin contar con que en ocasiones las telas que entran de un color terminan saliendo de otro. ¿Será que es un monstruo que se come todo a su paso, pero por alguna misteriosa razón vomita la comida dejándola de un color diferente? No lo sé, pero para esto último hay una explicación de aparente lógica: leí mal las instrucciones de lavado. Pero para lo de las medias no encuentro explicación, salvo la existencia del monstruo.
Seguir leyendo

El incontrolable quinto poder

febrero 08 de 2018
Hace dos días recibí en mi celular una cadena de Whatsapp con un fragmento de la ya célebre entrevista que Gustavo Petro concedió a Vicky Dávila en La W. Allí aparecía Petro desmintiendo el rumor de que, de ser elegido presidente, haría expropiaciones. Para ello se valía de un discurso en contra del modelo feudal, esa estructura de la era preindustrial que aún hoy, en la postindustrial, subsiste en Colombia. Su eventual gobierno -explicaba- lo que hará será subir sustancialmente el predial de los grandes latifundios, y comprar a precio de mercado aquellos comprobadamente improductivos, cuyos dueños no puedan mantenerlos. Los demás colombianos podremos estar tranquilos: no se le ha pasado por la cabeza revivir el modelo soviético, sepultado en 1993.
Seguir leyendo

El viejo discurso de Trump

febrero 03 de 2018
Tengo pocos amigos estadounidenses que hayan votado por Donald Trump. De hecho, que recuerde, solo uno: un antiguo compañero de colegio, residente en Arizona. No me sorprendió su voto: Lucho nos inunda cada tanto el Whatsapp con ideas tales como calificar a Obama o Hillary Clinton como socialistas o con imágenes en las que equipara al socialismo con la pobreza y el crimen, y se refiere a Bernie Sanders poco menos que como un radical que llevaría las libertades individuales americanas a la destrucción. Para el resto de mis amigos, Donald Trump es un peligro en cierto grado: algunos lo soportan, otros lo detestan, y a otros simplemente les es indiferente. Ninguno lo elogia. Lo han descrito como vanidoso, vulgar, grosero, mal informado, errático, carente de sentido del humor, egocéntrico, autodestructivo, loco e intelectualmente superficial.
Seguir leyendo

Rufianes profesionales

febrero 01 de 2018
Varias veces me he preguntado por qué en Colombia pasó de largo el furor izquierdista que se tomó hasta hace poco al resto de Latinoamérica. Mientras que en Brasil elegían al sindicalista Lula -quien mal que bien disminuyó un poco las diferencias en una sociedad con uno de los grados de desigualdad más altos del mundo-, en Colombia sólo atinábamos, por todo cambio en la eterna receta derechista, a inventarnos la delirante teoría de que Juan Manuel Santos es un comunista disfrazado.
Seguir leyendo

“Me too” silente

enero 28 de 2018
Como todos saben, Claudia Morales no solo afirmó que fue violada por uno de sus jefes, en su columna de opinión de El Espectador con fecha 19 de enero, sino que además desató con esa revelación un escándalo de padre y señor nuestro que traspasó en pocos días las fronteras colombianas y hasta las barreras del idioma español: el tema le ha dado la vuelta al mundo mojando prensa en inglés, en francés, en portugués. No dio el nombre de su victimario. Dijo que no lo haría jamás por temor, y porque sería su palabra contra la de “Él”, un personaje muy poderoso a quien nada lo toca; y porque, además, no confía en la justicia colombiana para resolver casos de violencia de género, especialmente luego de tantos años después de lo ocurrido, y sin pruebas o evidencias físicas que comprometan al culpable, pues solo cuenta con su testimonio y con su dolor.
Seguir leyendo

Gerlein el presidenciable que no fue

enero 20 de 2018
La noticia alborotó el internet en Colombia en la mañana del lunes 15 de enero: Roberto Víctor Gerlein Echeverría, el miembro más veterano del Congreso anunciaba el retiro de su candidatura al Senado, después de casi 50 años como parlamentario. Alegando inconvenientes de salud propios de su edad, el político barranquillero indicó que no se retiraba de la política, sino de las elecciones; y que su sucesor, sería "el más digno", según la frase atribuida a Alejandro Magno.
Seguir leyendo